Grilled chicken legs

Falsos mitos sobre la carne de pollo

En más de una ocasión has visto como quitaban, o has quitado, la piel al pollo porque alguien, en algún momento te ha dicho que acumula todas las hormonas, pues bien, en Restaurante Amboto vamos a desmontar este mito para que puedas disfrutar de este alimento al 100%.

Lo primero que debemos saber es que, en el momento en el que cocinamos el pollo, cualquier bacteria que tenga, desaparecerá por las altas temperaturas a las que es sometido el alimento cuando se cocina. Además, si la piel del pollo tuviera algún complemento tóxico, no llegaría a ninguna superficie, por pequeña que sea, debido a los controles de sanidad que controlan estos temas.

Para las embarazadas, si se puede comer pollo durante el embarazo, pero como cualquier otro tipo de carne, debemos asegurarnos de que está cocinado en su punto correcto, no puede haber sangre o partes del mismo que están crudas. Asimismo, es una carne que es fácil de digerir, reduce el ácido úrico, no tiene alto contenido en grasas, contiene vitamina B6 y otras propiedades que pueden beneficiarte en esa etapa.

Si es cierto que, si el pollo no está cocinado en su punto, puede contener bacterias como salmonella o listeria, pero insistimos en el hecho de que, si está bien cocinado, podrás comer la piel, la carne y terminar chupándote los dedos sin ningún problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.